Agua para consumo humano disponible disminuyó más de 20% en dos décadas: FAO

 Agua para consumo humano disponible disminuyó más de 20% en dos décadas: FAO
Compartir

  • En América Latina el agua por persona aminoró 22% y en el sur de Asia 27%

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El agua para consumo humano disponible ha disminuido más de 20% en las dos últimas décadas, advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

En su informe anual, el organismo alertó que el crecimiento de la población y el desarrollo económico exacerbados por el cambio climático redujeron la disponibilidad del líquido y, de no tomar medidas ahora, esa tendencia continuará.

En América Latina el agua por persona aminoró 22% y en el sur de Asia 27%, mientras que en África Subsahariana, donde aproximadamente 50 millones viven en áreas secas, tiene impactos catastróficos.

De acuerdo con el reporte, aproximadamente 11% de las tierras de cultivo de secano del mundo (aquellas que dependen exclusivamente del agua de la lluvia y no tienen sistemas de riego), o 128 millones de hectáreas, enfrentan sequías frecuentes, al igual que 14% de las tierras de pastoreo, o 656 millones de hectáreas.

Asimismo, más de 60% de las tierras de cultivo de regadío sufren una gran escasez de agua.

La FAO destacó que 11 países en el norte de África y Asia enfrentan ambos desafíos, por lo que es urgente y necesario adoptar una contabilidad de agua sólida, una asignación clara, tecnologías modernas y cambiar a cultivos que necesiten menos agua.

En total, 20% de los terrenos agrícolas (unos 300 millones de hectáreas) sufren de falta de agua suficiente, más de 3 mil millones de personas viven en áreas agrícolas con una gran escasez de agua, y casi la mitad de ellas se enfrentan a graves limitaciones en su suministro.

La FAO resaltó que la escasez de agua debe abordarse de manera inmediata y audaz, por lo que en su informe aboga por una gestión mejorada del líquido, respaldada por una gobernanza eficaz e instituciones sólidas que garanticen su derecho en todo el mundo.

Para lograr esto se requiere de inversión en la recolección y conservación de agua en áreas de secano; rehabilitación y modernización de sistemas de riego sostenibles en áreas irrigadas; mejores prácticas agronómicas, como la adopción de cultivos tolerantes a la sequía, y herramientas mejoradas de gestión del agua que sean eficaces en la asignación y fijación de sus precios.

Por otra parte, el informe resaltó que la auditoría del agua debe ser el punto de partida de cualquier estrategia de gestión eficaz, y el sector agrícola –subrayó– requiere un uso más productivo y sostenible de este producto, ya que representa más del 70% de las extracciones mundiales.

Según la FAO, las prácticas tradicionales que llevan a tratar el agua como un bien gratuito a menudo crean fallas en el mercado, mientras que un precio que refleja su verdadero valor envía una señal clara a los usuarios para que la utilicen de manera inteligente.

También señaló que en algunos casos los sistemas de riego a pequeña escala y dirigidos por los agricultores pueden ser más eficientes que los proyectos a gran escala.

De igual manera, previó que entre 2010 y 2050 las áreas de regadío cosechadas crecerán en la mayoría de las regiones del mundo y se duplicarán en África subsahariana, lo que podría beneficiar a cientos de millones de personas de las zonas rurales.

(Melisa Carrillo)


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post

301 Moved Permanently

301 Moved Permanently


nginx