British Petroleum se aprovecha de campesinos mexicanos mediante un programa ambiental, revela Bloomberg

Un reportaje documentó cómo la petrolera británica utiliza con fines lucrativos un programa medioambiental, mediante el cual pagaron el equivalente a una semana por un trabajo que duró dos años.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La compañía energética British Petroleum (BP) dio a campesinos mexicanos el equivalente a una semana de paga por un trabajo que duró dos años, reveló el portal estadunidense Bloomberg Green.

En un reportaje, el sitio que forma parte del conglomerado de medios Bloomberg News documentó cómo la petrolera británica utiliza con fines lucrativos un programa medioambiental considerado como “la solución favorita” de Wall Street para el cambio climático.

El texto firmado por Max Haldevang documenta el caso de Álvaro Tepetla, líder de la comunidad de Coatlila (en los límites de los estados de Hidalgo y Veracruz) quien esperaba poder recibir hasta 44 mil dólares por su participación en un programa de créditos de compensación de carbono de 2019 a 2021.

Sin embargo, al finalizar la labor, los campesinos recibieron la mínima suma de 5 mil 300 dólares, la cual fue dividida entre los 133 trabajadores, con lo que les correspondió a cada uno cerca de 40 dólares, unos 800 pesos.

El reportaje recoge la opinión del especialista Benjamín Rontard, quien escribió su tesis doctoral sobre el mercado entre campesinos y petroleras y calificó las acciones de la transnacional como un “abuso”.

Bloomberg Green reporta que en más de una docena de comunidades la petrolera ha logrado aprovecharse de campesinos.

¿En qué consistió el programa?

Según el reportaje, en 2019, el prestigioso Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) ofreció a los residentes de Coatlila un programa que le paga a los pueblos para que mejoren su gestión forestal. La participación en éste supondría que el gigante petrolero BP acabaría comprando los créditos de compensación de carbono generados por los campesinos.

Los créditos de compensación de carbono son una herramienta financiera que busca combatir el cambio climático convirtiendo el dióxido de carbono capturado por la protección de los árboles en una mercancía valiosa. El mercado de estos estuvo evaluado en mil millones de dólares el año pasado.

Empresas como BP buscan adquirir estos créditos para vendérselos a terceros o utilizarlos para compensar sus emisiones de carbono. Los créditos son conocidos como “la solución favorita de Wall Street al cambio climático”, por su alta rentabilidad, explica Bloomberg.

A través del programa CO2munitario, el cual abarca 59 comunidades en más de media docena de estados y cubre unas 200 mil hectáreas de tierra, BP ha logrado comprar hasta 1.5 millones de créditos a cuatro dólares cada uno.

Este precio representa el 15 por ciento de lo que otras compañías ofrecen por créditos generados en México. Gracias a esto la paga que reciben los campesinos es incluso inferior a la del programa gubernamental “Pagos por servicios ambientales”, el cual fue cancelado por la administración de López Obrador.

«Sabemos y reconocemos que es un precio bajo», dijo Javier Warman, director forestal del WRI México a Bloomberg.

La propia investigación del WRI muestra que los compradores mundiales están dispuestos a pagar al menos siete dólares por las ofertas forestales, más otros 2.30 dólares para apoyar a las comunidades pobres. Ese total es más del doble del precio de cuatro dólares que ha pagado BP, señala Bloomberg.

El texto explica que WRI tiene la política de no trabajar con empresas petroleras. A pesar de esto, destaca que sigue colaborando con BP a través del grupo de conservación ambiental más grande en México, Pronatura, el cual se encarga de la comunicación con la petrolera.

Semanas después de haber recibido esta cantidad mínima por su trabajo, los campesinos de Coatlila reclamaron al contratista del WRI, el cual les dijo que mejorarían su sueldo. Sin embargo, la petrolera no ha dado información al respecto.

John Vance, portavoz de la Embajada de Estados Unidos en México, y un portavoz del WRI afirmaron que tanto la representación diplomática como la organización habían entendido que el gigante petrolero se había comprometido a no vender las compensaciones y a utilizarlas sólo internamente.

Sin embargo, según Bloomberg, BP afirma que tiene la intención de vender los créditos como mercancías, ya que se ha comprometido a no usarlos para compensar sus emisiones. Podría emplear los créditos mexicanos para presentar el gas como sustentable, como hizo con los créditos de un proyecto mexicano el año pasado. Pronatura, quien firmó el contrato con BP, dice que el proyecto no regulaba el uso de las compensaciones por parte de la empresa, indica el reportaje.

Los créditos de compensación se venden entre 12 y 16 dólares en el mercado mundial, de acuerdo con Guy Turner, fundador de Trove Research, que analiza los mercados de carbono. Eso es hasta el cuádruple de lo que BP pagó a los campesinos.

Bloomberg cita a Vicente Martínez, líder de la comunidad Lázaro Cárdenas Número 2, la cual fue mal pagada por BP: «La gente trata a los mexicanos como nos consideran: gente que no sirve pa’ nada, que no vale nada».

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados

302 Found

302 Found


openresty