Dos años de la 4T… y el deporte sigue en la lona

 Dos años de la 4T… y el deporte sigue en la lona
Compartir

  • Las grandes esperanzas puestas en la exvelocista Ana Gabriela Guevara se diluyen. Atletas destacados como Raúl González y Bernardo Segura comentan a Proceso su decepción por la forma en la que se conducen la Conade y su titular.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Con Andrés Manuel López Obrador en la silla presidencial se esperaba una nueva estrategia deportiva alineada a la actual política de Estado; no ha sido así en sus primeros dos años de gestión, al menos en el ámbito deportivo. Ello se debe a que la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, ha mostrado tal negligencia que aún no entrega el programa deportivo sexenal de la dependencia que dirige; muestra inequívoca que, en este rubro, la denominada Cuarta Transformación marcha sin rumbo.

Peor aún, en su segundo informe López Obrador no le dedicó ni un minuto al deporte; se limitó a mencionar el apoyo directo de 500 millones de pesos que había dado a 950 atletas, producto de la venta de la residencia del chino Zhenli Ye Gon, subastada en 102 millones de pesos, 6.5 millones más de lo que había sido valuada.

“Si no hay un programa sexenal no se puede tener una evaluación adecuada, porque no te permite medir y confrontar las metas”, afirma el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra.

La falta del plan sectorial genera confusión “al desconocer hacia dónde vamos, con qué reglas y parámetros nos basamos. Eso es preocupante, si bien en el Comité Olímpico Mexicano seguimos en el camino que se tenía establecido y con las federaciones que elaboraron sus respectivos planes de forma particular. Es con lo que estamos trabajando”, comenta Padilla.

Deportistas connotados como Raúl González, exdirector de la Conade; Bernardo Segura, extitular de la Comisión de Caminata, y el propio Padilla consideran que el panorama es poco alentador, a ocho meses de los aplazados Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Segura plantea incluso la salida de Guevara: “Ha desgastado mucho su imagen y la de la institución, y por salud política tendría que renunciar, no porque sea responsable de lo que se le acusa, simplemente para que se investigue y que su nombre no quede manchado”.

Y agrega: ella “tiene toda la buena voluntad, pero le fallaron sus colaboradores. Varios de ellos, que no son morenistas, pensaron que el actual gobierno sería como en pasadas administraciones: sólo para hacer negocios, como Arturo Contreras (director de Alto Rendimiento) e Israel Benítez (subdirector de Calidad para el Deporte)”. Ambos destituidos.


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post