EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR; ¿QUIÉN LO VA A PARAR? ¿Y CÓMO LO VAN A PARAR?

     * Morena lo necesita y el llamado  «Jaguar Negro» lo sabe.

     * No lo dejarán fuera. «Jugará» en el equipo de AMLO y de AALH.

     PERFIL FRONTERIZO. Por: Raymundo Díaz S.-  Teniendo en cuenta que, la «gran noticia», en la primera mitad del año 2024, será la «gran victoria» nuevamente del Movimiento de  Regeneración Nacional (Morena), el «Jefe» de la NUEVA «MAFIA DEL PODER» y sus adláteres acomodarán sus piezas para no dejar abierta ninguna posibilidad a la oposición.

     En este contexto,  el cuál aún no es divisado y mucho menos considerado por muchos  actores, en 2024 «DIVIDIRÁN» política y electoralmente a la entidad. O sea, los tres partidos oficiales (Morena, PVEM y PT) irán separados y llevarán candidatos propios para sumarle así al candidato presidencial, Adán Augusto López Hernández, quién, al final de cuentas, será el que más importe en ese momento y al que habrá que hacer ganar a como dé lugar. Después «compondrán» los estados.

     En esta estrategia o alquimia política es dónde NADIE QUEDA FUERA. Aquí es en dónde todos, incluyendo a Sasil de León Villard y a Jorge Luís Llaven Abarca, podrían ser candidatos. Todos sumarían al candidato a la presidencia de la república el cuál saldría mucho muy legitimado en Chiapas.

     Zoé Robledo Aburto, tal cuál ya se siente y se cree, sería el abanderado de Morena. Eduardo Ramírez Aguilar iría por el PVEM o por el PT. Jorge Luís Llaven Abarca sería el abanderado del PT o del PVEM y Sasil de León sería la representante del PES. Todos, independientemente de sus posibilidades de ganar la gubernatura de Chiapas,  sumarían al abanderado presidencial,  y, más de algun@, dividiría y realizaría el «trabajo sucio» para que uno de los dos más fuertes salga victorioso.

     Adán Augusto López Hernández, necesita a todos y de todos para repetir la hazaña del 2018. Entonces, en NINGÚN MOMENTO y por NINGÚN MOTIVO, puede darse el lujo de ningunear o «despreciar» a nadie, y menos a aspirantes de la talla de Eduardo Ramírez Aguilar cuyas acciones, estadísticas y cifras  socio-políticas, están en la mesa de la Secretaría de Gobernación y del Palacio de Gobierno chiapaneco.

     Entonces; ¿Quién VA A  PARAR a Eduardo Ramírez? ¿Y COMO LO VAN A PARAR?

    Y menos cuándo las puertas del «Va Por México» ya las tiene abiertas de par en par. ¿Se atreverán a arriesgar la victoria de Morena en Chiapas en el 2024?

     Para nadie es un secreto en Chiapas que,  tanto Zoé Robledo Aburto como Eduardo Ramírez Aguilar, son los aspirantes más fuertes. Pero, ¿Quién en realidad garantiza, no sólo una buena votación, sino la victoria y la gobernabilidad en la entidad chiapaneca?

     Respecto al porqué auguramos arriba una nueva victoria de Morena a nivel nacional en el 2024 y otros datos sobre la próxima gubernatura de Chiapas, ya abundaremos, y mucho. He dicho.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados