En recinto alterno y bajo resguardo, el Senado consuma eliminación de fideicomisos

 En recinto alterno y bajo resguardo, el Senado consuma eliminación de fideicomisos
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO (PROCESO).- En un recinto alterno, resguardado por cientos de policías, el Senado avaló la eliminación de 109 fideicomisos por un total de 68 mil millones de pesos.

Con 65 votos a favor de Morena, Partido Verde y el Encuentro Social y 51 en contra de PAN, PRI, Movimiento Ciudadano, PRD, PT y el senador sin grupo parlamentario, Emilio Álvarez Icaza, y una abstención, el Senado aprobó en lo general el dictamen.

Después de 12 horas de debate, y 150 reservas de todos los partidos políticos, también fue aprobado en lo particular, con 64 votos a favor y 39 en contra.

El dictamen fue enviado al Ejecutivo para su promulgación.

Éste logró pasar la aduana de las comisiones con dificultes por la falta de quórum, pero también porque tuvo que sesionar en el edificio de Donceles, mientras que la sesión del pleno se llevó a cabo en la antigua casona de Xicoténcatl, porque el recinto de paseo de la Reforma continuaba bloqueado por exbraceros, víctimas de la violencia, defensores de derechos humanos, científicos y académicos.

Al presentar el dictamen, el senador de Morena Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda, defendió la extinción de fideicomisos poniendo algunos ejemplos que no tenían relación con los fideicomisos que se extinguieron, por ejemplo, dijo que hubo festivales de cine donde premios se daban a cercarnos a los directores, cuando el Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) sirve para la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes.

También dijo que el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) solo “benefició con más de 400 millones de pesos a 444 creadores, pero de esta lista aparecen familiares, colegas, que mantiene becas vitalicias del gobierno federal”. Sin embargo, el Fonca no estaba a debate y en esta administración desapareció como mandato y fue integrado a la Secretaría de Cultura.

“Se crearon fideicomisos como el proyecto playa espíritu en Sinaloa, en el cual Fonatur se gastó mil 400 millones de pesos y a la fecha no se ha podido vender un solo lote. En materia de ciencia se creó un gran proyecto del inodoro inteligente, que costó cerca de 2 millones de pesos, que resultó que ya existía en el mercado”, ejemplificó Armenta.

El proyecto turístico al que se refirió Armenta fue desarrollado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el municipio de Escuinapa en Sinaloa, y como han documentado diversos periodistas, comenzó en el gobierno de Felipe Calderón en 2009 y nunca se concretó.

“No se engañen, la eliminación de fideicomisos no significa que se acaben los apoyos a deportistas, cineastas y científicos, lo que se va a acabar hoy es el arte de desaparecer el dinero público”, añadió.

Mientras que Ana Lilia Rivera de Morena, presidenta de la comisión de Estudios Legislativos Segunda, aclaró que la figura del fideicomiso no es ensimisma el problema, pero que su uso se generalizó en los gobiernos anteriores y afirmó que con la eliminación de fidecomisos para ciencia, cultura y derechos humanos no se afecta a la población beneficiaria y acusó a los medios de comunicación de desinformar al respecto.

“La figura del fideicomiso no es por si misma buena ni mala, es una herramienta más de las que dispone el Estado, pero por su propia naturaleza contractual los fideicomisos deben ser excepcionales, no la regla general”, afirmó.

“La extinción de un fideicomiso no imposibilita al Estado para atender directamente a su objeto”, agregó la senadora de Morena.

La oposición denuncia “Fideicomicidio”

Por parte de los grupos de Oposición, Emilio Álvarez Icaza manifestó que la propuesta de eliminación de fideicomisos para víctimas y defensores de derechos humanos “es una reforma retroactiva y regresiva”.

“Es una vergüenza que un gobierno que se dice de izquierda, que dice encabezar una transformación, se tenga que encerrar en una sede alterna, fortalecida y resguardada por granaderos, aunque la jefa de gobierno insista que ya no son granaderos”, reprobó.

Mientras que la senadora del PRI, Nuvia Mayorga, señaló que se estaba cometiendo “un fideicomicidio”: “Quieren cerrar el boquete del año fiscal, derivado de sus malas decisiones y para que sus programas clientelares tengan recursos, de cara a las elecciones del 2021. No engañen. Aquí no cabe el discurso de la corrupción”.

En eso coincidió Dante Delgado coordinador de Movimiento Ciudadano en el Senado, quien acusó que lo que busca el presidente Andrés Manuel López Obrador es ejercer el presupuesto de los fideicomisos con “opacidad, discrecionalidad y clientelismo”.

“Quiere confiscar esos recursos, quiere apropiarse de ellos para ejercerlos con discrecionalidad como sucedió con el ilegal fideicomiso creado por Morena creado en 2017 y operado en 2018. Una vez más este gobierno prefiere usar el machete, en lugar de bisturí. Prefiere destruir lo que existe en lugar de corregirlo, prefiere combatir la enfermedad eliminando al enfermo en lugar de curarlo, esta forma de administrar lo público refleja la ineptitud que tiene secuestrada al gobierno federal”, acusó Delgado.

Mientras que el morenista German Martínez, quien anunció su voto en contra, criticó que no se estaban tocando los fideicomisos aduaneros, militares, el de las jubilaciones de los jueces y el fideicomiso para mejoras del Senado.

Comentó que hay fideicomisos privados que se convirtieron en públicos y con resultado exitoso como el fideicomiso del Centro Histórico de la Ciudad de México, creado por el entonces jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador.

Según Martínez “sí hay robadera” en fideicomisos, “pero no vamos a matar al paciente si está enfermo”, y que lo que se debe hacer es regular la “noble figura” del fideicomiso de fondo, tanto los públicos y privados, para acabar con la corrupción.

“¿No son los fideicomisos de infraestructura de bienes raíces instrumentos agresivísimos para evadir obligaciones fiscales?”, preguntó.

“Ahí está el dinero que hace falta (para el covid-19)”, insistió. “Sí hay de otra, regular a todos los fideicomisos, con una ley general de fideicomisos, lo propuso Irma Eréndira Sandoval”.

Nota relacionada: PT boicotea en el Senado la extinción de fideicomisos

La bancada del PT propuso rescatar 37 fideicomisos, entre ellos el Fidecine, el de víctimas, el de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, y otros para ciencia y tecnología, además del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), asegurando que “no se debe generalizar que todos los fideicomisos se usaron de manera incorrecta”.

“No podemos traicionar a los campesinos, a las víctimas de la violencia, no podemos ignorar las demandas de los exbraceros, no debemos dejar en la indefensión a los periodistas”, dijo la coordinadora de la bancada, Geovanna Bañuelos y recordó que varios fideicomisos que se pretende eliminar están vinculados a tratados internacionales.

Al inicio de su intervención, Bañuelos dijo que el Partido del Trabajo lleva dos décadas acompañando al presidente López Obrador, “20 años y tres campañas presidenciales”, aseguró que son “camaradas y aliados”, reiteró lealtad al proyecto obradorista, pero luego remató: “decirle que ‘no’ en ocasiones al presidente también es una forma de ayudar al pueblo de México”.

“En una auténtica democracia el poder legislativo debe confirmar su papel de control, equilibrio y autonomía entre poderes”, dijo la petista.


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post