EU va por Ovidio y los otros hijos del Chapo Guzmán; ofrece recompensa millonaria por sus capturas

El 17 de octubre de 2019, Ovidio Guzmán fue capturado por fuerzas federales tras una aparatosa movilización en Culiacán, Sinaloa. Sin embargo, momentos después de su detención, fue liberado por órdenes de AMLO.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Departamento de Estado de Estados Unidos ofreció recompensas de 5 millones de dólares por la detención de los cuatro hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, incluido Ovidio.

“El Departamento ofrece recompensas de hasta 5 millones de dólares cada una por información que conduzca al arresto o condena de los mexicanos Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López”, señala el comunicado.

El gobierno estadunidense considera a los hijos de “El Chapo” miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa y cada uno está sujeto a una acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas.

Las autoridades estadunidenses llamaron a la ciudadanía que posea información relevante sobre los hijos de Joaquín Guzmán Loera se comunique al número 16195406912 a través de WhatsApp, Telegram o Signal.

El Departamento de Estado, dirigido por el secretario Antony Blinken, aseguró que está “dando pasos importantes” para mejorar los esfuerzos para interrumpir y disuadir la actividad criminal transnacional a nivel mundial, especialmente aquella que involucra el tráfico de drogas y armas de fuego, la trata de personas, el tráfico de migrantes, el ciberdelito y el lavado de dinero.

El gobierno de Joe Biden acusó que las organizaciones criminales transnacionales son, en gran parte, “responsables de llevar estas drogas y la violencia relacionada a nuestras comunidades”, provocando “la peor epidemia de drogas en la historia”.

El 17 de octubre de 2019, Ovidio Guzmán fue capturado por fuerzas federales tras una aparatosa movilización en Culiacán, Sinaloa. Sin embargo, momentos después de su detención, fue liberado.

“Yo ordené que se detuviera ese operativo y que se dejara en libertad a este presunto delincuente”, dijo semanas después el presidente Andrés Manuel López Obrador, al defender su estrategia de seguridad de “abrazos, no balazos”.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados