Fiscalía de Nuevo León revela la causa de la muerte de Debanhi Escobar

La empresa Alcosa de tráileres, a donde se dirigió Debanhi antes de desaparecer, expuso que proporcionaron todos los videos a su disposición a las autoridades y a los familiares, y que su personal requerido presentó declaraciones sobre los hechos.

MONTERREY, N. L.,  (apro).- Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, de 18 años, cuyo cadáver fue localizado anoche en el fondo de una cisterna, en Escobedo, pereció a causa de una contusión profunda en el cráneo, sin que se conozcan, hasta ahora, la forma en que ocurrió la lesión, dio a conocer el Fiscal General del Estado Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez.

Al confirmar esta tarde que es de Debanhi el cuerpo de la joven desaparecida el 9 de abril, dijo que el día de los hechos, la fallecida llegó con unas amigas a una fiesta, en ese mismo municipio y que después de subir a un taxi ya no fue localizada.

En el videocomunicado, dijo que deseaba compartir información relacionada con el hallazgo del cuerpo, realizado el jueves por la noche en un terreno contiguo al Motel Nueva Castilla.

“Las pruebas científicas practicadas nos permiten comunicar que el cuerpo encontrado se trata de Debanhi Susana, siendo la causa del deceso la contusión profunda del cráneo”, dijo Guerrero, quien estaba flanqueado por Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal del Ministerio Público y Rodolfo Salinas de la Peña, de la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas.

Sin dar detalles sobre el motivo del fallecimiento, dijo que no se descarta ninguna línea en la investigación.

Salinas de la Peña explicó que, de acuerdo a testimonios y videos, se determinó que Debanhi arribó a una fiesta a un sitio denominado Quinta El Diamante, a la 1:20 horas del día 9 de abril, acompañada de dos personas y posteriormente, por diferencias con algunos de los presentes, se retiró en un taxi, del que luego descendió a las 4:25 horas en las Carretera a Numancia y Carretera a Laredo, sin que se revelaran las razones por las que dejó el auto.

A las 4:30 Debanhi se dirigió a la empresa de tráileres Alcosa, ubicada en la misma Carretera a Laredo y pretendió, sin conseguirlo, comunicarse con algún empleado del lugar, después de lo cuál se le perdió el rastro.

Por su parte, Orozco Suárez explicó que en el sitio donde fue localizado el cuerpo había sido inspeccionado previamente, con resultados infructuosos, por elementos de la Fiscalía estatal, de la Comisión Local de Búsqueda de Personas, Seguridad Pública Estatal, Protección Civil de Nuevo León y los mismos familiares.

“La búsqueda no permitió encontrar el cuerpo ahora localizado, mismo que fue reportado, posteriormente, por los trabajadores del lugar por los gases emanados de la cisterna”, señaló Orozco.

Finalmente, Guerrero Gutiérrez mencionó que le corresponde al Estado la protección de la ciudadanía.

“La información que obtengamos de la investigación, en cuanto no afecte el debido proceso, será comunicado por todos los medios posibles. Lo anterior lo hacemos con plena autonomía y profesionalismo en el conocimiento que al Estado le corresponde la seguridad de la comunidad y a la Fiscalía la persecución de los delitos”, dijo.

Aclara empresa de tráileres

Mediante un comunicado que hizo público esta tarde, la empresa Alcosa de tráileres, a donde se dirigió Debanhi antes de desaparecer, expuso que proporcionaron todos los videos a su disposición a las autoridades y a los familiares, y que su personal requerido presentó declaraciones sobre los hechos.

Aclaró que el guardia de la entrada no pudo atenderla, cuando se aproximó a la caseta, porque se ocupó en despachar un tractocamión que estaba por salir, y que si Mario Escobar, padre de la fallecida dijo que había saltos en el tiempo en los videos de vigilancia, es que las cámaras se activan púnicamente cuando detectan movimiento.

Por eso, considera injustas las versiones que involucran a la empresa en las desapariciones.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados