HRW denuncia uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles contra manifestantes en Colombia

 HRW denuncia uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles contra manifestantes en Colombia
Compartir

  • El director para América de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, informó que se pudo corroborar la utilización de estas tanquetas y los disparos de proyectiles dirigidos a los manifestantes.

Redacción AN / MDS. – El director para América de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, señaló que “con testigos presenciales y verificación digital” se corroboró el uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles múltiples dirigidos a los manifestantes que participan en las protestas desatadas en Colombia el pasado 28 de abril contra la reforma fiscal del presidente Iván Duque.

Consideró que se trata de un arma “peligrosa e indiscriminada” por la que el Ministerio de Defensa colombiano debe dar explicaciones.

En su cuenta de Twitter, Vivanco compartió un video en el que se puede apreciar a una tanqueta del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) disparando múltiples proyectiles desde una plataforma y con dirección a los manifestantes.

La prensa colombiana ha documentado que el  Esmad utiliza en sus tanquetas antimotines este tipo de armamento para dispersar manifestaciones y que está clasificada como “no letal”.

“Se trata de Venom, un lanzador múltiple de proyectiles electrónicos que, según un derecho de petición que respondió el Ministerio de Defensa a la Comisión Sexta del Senado, tiene un costo cercano a los $400 millones de pesos colombianos (210 mil 400 pesos mexicanos aproximadamente)”, señaló El Espectador.

Está elaborado con materiales metálicos de alta resistencia y tiene tres compartimentos de carga con capacidad para alojar 10 cartuchos electrónicos cada uno, mismos que pueden lanzar su contenido a 150 metros de distancia.

El diario señala que el artefacto admite dos tipos de munición: cartuchos eléctricos de aturdimiento de 37mm (cada uno a US$71), que son elaborados en aluminio de alta resistencia y que en su interior cuentan con cuatro submuniciones que, al momento de ser activadas, generan un destello de luz y sonido. Según el fabricante, “ofrecen capacidad es de distracción y advertencia por lapsos prolongados durante operaciones diurnas y nocturnas”.

También para cartuchos de gas de 37mm, que dentro cuentan con siete submuniciones, con dos puertos de emisión, que al momento de ser activados generan una dispersión de humo y gas, por un periodo mínimo de 30 segundos cada munición. Tienen capacidad de lanzar densos volúmenes de irritantes o de humo, para cubrir amplias áreas en pocos segundos.

En otro tuit, Vivanco difundió un video de hechos ocurridos el pasado 3 de mayo en Cali, donde la policía disparó gases lacrimógenos desde un puente y hacia los manifestantes.

Advirtió que “esos cartuchos pueden causar heridas muy graves. La policía nunca debería dispararlos directamente contra personas”.

Organizaciones civiles han denunciado entre 37 y 42 asesinatos desde el inicio de las protestas y han señalado numerosas violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad. En su más reciente reporte, la ONG Temblores da cuenta de 37 víctimas de violencia homicida, presuntamente por parte de la policía; 234 víctimas de violencia física así como 934 detenciones arbitrarias de manifestantes, entre otros datos.

La Organización de las Naciones Unidas hizo un llamado para evitar que escale la violencia en el país y valoró de forma “positiva” la oferta de diálogo planteada por el Gobierno de Iván Duque, esperando que sirva para lograr una “solución pacífica” a la actual crisis.

El sistema de la ONU en Colombia recogió en un comunicado su preocupación por los incidentes de la última semana, en los que se habrían registrado casos de un “uso desproporcionado de la fuerza” por parte de las fuerzas de seguridad colombianas, que han respondido con dureza a las protestas desatadas inicialmente por la reforma tributaria.

La organización espera de las autoridades colombianas que garanticen la libertad de reunión pacífica y de manifestación y ha insistido en que “toda acción de la fuerza pública debe observar plenamente la protección y el respeto por los Derechos humanos”.

La Inspección General de la Policía de Colombia informó este viernes de la apertura de casi medio centenar de investigaciones por presuntos abusos.

(Con información de Europa Press y Aristegui Noticias)


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post

403 Forbidden

403 Forbidden


nginx