Los banqueros toman distancia de Luis Niño de Rivera

 Los banqueros toman distancia de Luis Niño de Rivera
Compartir

  • Mientras la mayoría de los miembros de la Asociación de Bancos de México se ha opuesto a la iniciativa de reformar la Ley del Banco de México, su presidente, Luis Niño de Rivera, no ha dado su posicionamiento al respecto.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La iniciativa que modifica la Ley del Banco de México para obligarlo a comprar dólares en efectivo dividió a la Asociación de Bancos de México (ABM): mientras la mayoría de su Comité Directivo buscó desde el miércoles 9 de noviembre que los legisladores reconsideraran su decisión de aprobarla, su presidente, Luis Niño de Rivera, no se ha opuesto a ella y tardó en autorizar la difusión de la posición institucional del organismo.

Ello pese a que sus agremiados habían solicitado el envío de un comunicado desde el lunes 14, cuando buscaron ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados frenar la minuta aprobada en el Senado.

Niño de Rivera es también presidente de Banco Azteca, cuyo principal accionista, Ricardo Salinas Pliego, apoya abiertamente la reforma a la ley del Banxico. No es gratuito: su banco sería el gran beneficiario de esta iniciativa tal como hoy está planteada.

El retraso en fijar la posición institucional de la ABM provocó que funcionarios de sus bancos asociados enviaran el comunicado oficial de la cúpula del sector crediticio desde sus propios correos y no desde el correo institucional del organismo.

A las 09:00 horas del martes 15, Alonso Cadena, gerente de Relación con Medios del Grupo Financiero Banorte, envió a los reporteros que cubren el sector bancario un comunicado de la ABM en el que los bancos celebraban y agradecían la apertura de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República y de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, para escuchar y tomar en cuenta las opiniones de la banca y del Banco de México, con miras a fortalecer el sistema financiero y mantener la estabilidad económica en beneficio del país.

El comunicado aseguró que la ABM estaba lista para dialogar y presentar propuestas que beneficien a los mexicanos que enfrentan dificultades para cambiar sus dólares en efectivo. Otros bancos, como BBVA, también enviaron a los reporteros del sector el mismo boletín de prensa en el que se manifiestan a favor de respetar la autonomía del Banco de México.

No fue sino hasta las 19:00 horas del mismo martes 15 cuando la Dirección de Comunicación y Enlace Legislativo de la ABM a cargo de Martha de los Santos envió el mismo comunicado desde el correo institucional del organismo. Proceso confirmó con varios directivos de bancos que los múltiples envíos del boletín de la ABM se generaron luego de que los socios no tuvieron comunicación eficiente con la mencionada responsable de medios y enlace legislativo.

Consultada por la reportera, la ABM prefirió no hacer comentarios sobre la situación de las reformas a la Ley del Banco de México y aseguró que en enero su presidente, Luis Niño de Rivera, dará a conocer más información. En sus cuentas institucionales de Twitter, BBVA y Banorte también promovieron el posicionamiento institucional de la ABM solicitando un mayor análisis de esta iniciativa con miras a fortalecer el sistema financiero.

El gobierno corporativo de la ABM contempla la integración de comités y lineamientos generales de ética; sin embargo, no existe una disposición específica sobre conflictos de interés entre sus asociados.  Una disposición de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) establece, en cambio, parámetros de comportamiento que la autoridad antimonopolios impuso a la ABM para que en sus reuniones gremiales no se generen prácticas como la colusión.

Las disposiciones de la Cofece le recuerdan a la ABM que debe fomentar una cultura de competencia por lo que en sus comités no podrá discutir ni intercambiar cualquier información que inhiba la competencia. Así, la ABM no podrá incentivar la fijación o manipulación de comisiones o tasas de interés. Tampoco podrá restringir la comercialización de productos y servicios bancarios ni buscar la distribución de segmentos de mercado o la concertación de posturas en licitaciones públicas.

En caso de que, durante sus comités, se mencione cualquiera de estos temas, se dará por terminada la sesión y así se asentará en la minuta, de acuerdo con la autoridad antimonopolios.

Hasta ahora, el presidente de Banco Azteca y de la ABM, Luis Niño de Rivera, no se ha excusado de opinar sobre las reformas a la Ley del Banco de México que volverán a analizarse en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados durante las primeras semanas de enero. De entre los integrantes de la ABM, Banco Azteca, a través de su principal accionista, Ricardo Salinas Pliego, se ha manifestado a favor de la reforma.

En su intervención durante la reunión con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Niño de Rivera se concentró en la oportunidad que tenían banqueros y autoridades de resolver el mercado negro de divisas que lacera la economía de muchas personas de recursos bajos y medios.

Aseguró que la situación más desafortunada es para la población migrante, que en puntos transfronterizos enfrenta problemas para tener acceso a una institución financiera y se ve obligada a vender sus dólares en el mercado informal a tipos de cambio muy bajos. Negó que se fomente el lavado de dinero y, a nombre de la ABM, aseguró que esta asociación coincide con los objetivos sociales que persigue la minuta aprobada por el Senado de la República.

En cambio, Julio Carranza Bolívar, de Bancoppel, quien ocupa la vicepresidencia de la ABM, expresó sobre esta minuta una gran preocupación porque se trasladaría al Banxico una exposición innecesaria de riesgo por concentración de dólares. Un vocero de Bancoppel aseguró que este banco no participa y no le interesa en el mercado de dólares en efectivo.

El rechazo a la minuta del Senado para modificar la Ley del Banco de México se repitió en la intervención de Carlos Rojo Macedo, presidente ejecutivo de la ABM, quien reconoció que si bien existe un problema para la población que no puede cambiar dólares que ha obtenido de manera legal, las consecuencias de que el Banco de México se vea obligado a adquirir esos dólares provocaría un riesgo para el sistema financiero y la economía.

La posición también fue secundada por Adrián Otero Rosiles, otro de los vicepresidentes de la ABM; por Eduardo Osuna Osuna, de BBVA, quien aseguró que esta reforma pondría en riesgo muchos avances del sistema financiero en su lucha contra el lavado de dinero. El representante de Barclay’s, Raúl Martínez Ostos, y Marcos Ramírez, director general de Banorte, también advirtieron sobre los riesgos asociados a la minuta de la Cámara de Senadores.

Héctor Grisi, de Santander; Maniel Romo, de Citibanamex; Jorge Arce, de HSBC; Emilio Romano, de Bank of America, y Javier Foncerrada, del Grupo Financiero Inbursa, rechazaron también los supuestos beneficios de la reforma y advirtieron sobre los graves riesgos que enfrentaría el país.

Será en marzo cuando Luis Niño de Rivera deje la presidencia de la ABM. El nuevo presidente será Daniel Becker, presidente y director general de Mifel.


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post

301 Moved Permanently

301 Moved Permanently


nginx