Los Díaz Utrilla de Tapilula; sinónimo de delincuencia organizada

Palabras Claras.

Silvano Bautista l.

Son cuatro hermanos. De apellidos Díaz Utrilla, pero en Tapilula esto es sinónimo de delincuencia organizada. De una verdadera mafia de poder que hace y deshace a su antojo mientras el alcalde  es títere de sus propios hijos.

Tapilula por su propia cuenta se echó la soga al cuello al elegir como alcalde a Rossemberg Díaz, pero nunca pensaron que iban a hacer sus hijos quiénes mantengan el poder en ese municipio.

Y es que en ese municipio existe una verdadera mafia del poder que está estructurada por sus cuatro hijos. Rosenberg, Mariano, Alex y Felipe son quienes mandan y disponen a su antojo en ese lugar.

El primero, el arquitecto Rosenberg es quién verdaderamente manda en Tapilula, incluso toma decisiones por encima de su propio padre. Hay que recordar que existen videos donde el alcalde no tiene ningún empacho en reconocer que es asesorado por sus hijos.  Y es que asesorado es una forma muy elegante decir que es un pelele,  incapaz de tomar decisiones por sí mismo y que en realidad son sus vástagos los que mandan.

Se ocupa además  del cargo de la tesorería, correspondiente a Luis Enrique Bautista Alcántara, el área de obras públicas y la dirección de planeación que está a cargo de Fabiola Montes y lo más preocupante es que usurpa el lugar que ocupa el presidente municipal en todos los aspectos.

Mariano, asume funciones de director de la Policía Municipal. instala retenes a su antojo tanto en la cabecera municipal como en las comunidades de Tapilula. Este se ha convertido en un verdadero verdugo de la población civil y llama la atención, que desde que su padre asumió el poder como alcalde las llamadas de extorsión se han venido registrando en ese municipio.

Mientras que Alex y Felipe han asumido funciones como directores de obra pública y supervisan cada obra que se realiza en ese municipio.

Pero si ello no bastará en su hambre miserable de poder y riqueza, se sabe que han extendido sus alcances a otros municipios como Chapultenango, Ostuacán,  Jitotol y Benemérito de las Américas donde empresas fantasmas realizan obras en beneficio de estos.

Podría decirse que el alcalde es un cínico, pero no. Todo indica que es un pelele de sus propios hijos.  Ejerce el nepotismo.

Además, es violento y misógino. Violento porque ha vertido amenazas de muerte en contra del síndico Epifanía Hernández, misógino porque ejerce violencia política en razón de género en contra de esta y la segunda regidora.

La ejecución de la obra pública en el municipio se ha dado por adjudicación directa.  Se ha denunciado que los hijos del alcalde por medio de terceras personas, reciben recursos de la nómina municipal.

También dominan diversas áreas de la administración pública municipal, por ejemplo, la seguridad pública y tránsito municipal, ya que usan a su antojo las patrullas, los recursos humanos y también todos los recursos materiales, organizan borracheras, utilizan los vehículos para asuntos personales, y también instalan retenes ilegales para conseguir dinero.

Otra área que dominan es la oficialia mayor, en donde el titular, no es el que despacha, sino otra persona y esa decisión no se ha tomado en cuenta al Cabildo.

Otra usurpación de funciones, es en obras públicas, donde uno de los hermanos despacha por cuenta del titular. Todos los expedientes de las obras están en casa del hijo del alcalde. Esa misma usurpación de funciones se repite en la tesorería municipal.

Todas esas anomalías han sido denunciadoas. Se han denunciado todas estas irregularidades  a diversas instancias, incluso en el Congreso mismo.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Publicación relacionada