Mariguana, cocaína y metanfetaminas, lo más consumido en 12 meses

Actualmente, refiere la Conadic que 2.9% de la población mexicana, de 12 a 65 años, ha consumido alguna droga en el último año, “es decir que aproximadamente 2.5 millones de personas consumieron cualquier sustancia».

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Durante la pandemia detonada por el covid-19 se ha incrementado el consumo de drogas en México, principalmente entre menores de edad y mujeres, siendo los Estimulantes de Tipo Anfetamínico (ETA) las sustancias con más demanda durante el último año, alerta el Informe sobre la Situación de la Salud Mental y el Consumo de Sustancias Psicoactivas en México, 2021, elaborado por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

“Las sustancias cuyo consumo causó mayor demanda de tratamiento fueron los ETA, que incluyen las anfetaminas, metanfetaminas, éxtasis o estimulantes de uso médico, con 30.2% de los casos, seguidos del alcohol, con 24.5%, y la mariguana, con 15.1%.”

De acuerdo con el informe, se observan incrementos de la demanda de tratamiento por consumo de alucinógenos, ya que en 2015 los solicitantes de tratamiento por alucinógenos apenas representaban 0.5% del total, pero en 2020, en plena pandemia, la cifra se incrementó a 9.8%, por lo que ya ocupa el cuarto lugar en demanda.

Sobre el fentanilo –a la que califica como una droga de “alto riesgo”– indica que no se habían detectado casos de consumo en la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco de 2016 y 2017. Pero a partir del año pasado empezaron a detectarse.

“En 2020 se realizó un diagnóstico para identificar el uso de fentanilo entre personas que demandaron tratamiento en centros públicos, privados y organizaciones de la sociedad civil; de acuerdo con este estudio exploratorio, de 2013 a 2020 se detectaron un total de 122 casos en los que los usuarios reportaron haber consumido estas sustancias. Hubo un incremento importante en la detección de consumo de fentanilo y se comienza a ver un alza en la demanda de atención por uso de alucinógenos.”

El informe explica que la “demanda de tratamiento” es un “indicador” que revela cuáles son las drogas que más consume la población.

Durante “2020, 101 mil 142 personas demandaron tratamiento por consumo de sustancias psicoactivas en los Centros de Atención Primaria en Adicciones, Centros de Integración Juvenil y centros no gubernamentales”.

Luego enumera los nueve tipos de drogas que más consumen los mexicanos en tiempos de pandemia: los ETA, seguidos de alcohol, mariguana, alucinógenos, cocaína, tabaco, inhalables, opiáceos y tranquilizantes.

Indica que el distanciamiento social causado por la pandemia, la pérdida de seres queridos, del empleo o de la estabilidad económica “trajeron consigo situaciones de crisis, ansiedad y variaciones en los patrones de consumo de sustancias psicoactivas”.

Alza en mujeres

El reporte de la Conadic advierte que desde 2002 se está dando una constante “tendencia de crecimiento” en el consumo de drogas ilegales en México.

Actualmente, refiere, 2.9% de la población mexicana, de 12 a 65 años, ha consumido alguna droga en el último año, “es decir que aproximadamente 2.5 millones de personas consumieron cualquier sustancia psicoactiva”.

Entre las mujeres de 12 a 17 años se presenta un “incremento significativo” respecto de años anteriores. De ahí que –asegura– “en México el consumo de sustancias está aumentando entre los menores de edad”.

Respecto de “cuáles fueron las razones asociadas con el aumento de consumo de sustancias, los principales motivos fueron estrés (17.7%), ansiedad (15.9%), y aislamiento (14.7%), esta situación fue similar en mujeres y en hombres”, según las cifras de una encuesta incluida en el informe.

“En relación con las sustancias ilegales, una tercera parte de los participantes (en la encuesta) reportó mantenerse con los mismos patrones de consumo, siendo la mariguana, tranquilizantes, opioides, cocaína y metanfetaminas las sustancias psicoactivas más consumidas en los últimos 12 meses.

“Cerca de 60% de quienes consumían dejaron de hacerlo durante una parte del periodo de confinamiento. Sin embargo, estados emocionales, como ansiedad, estrés y aislamiento, fueron las causas principales para que las personas recurrieran de nuevo al consumo.”

Respecto de los trastornos de la salud mental, asociados al consumo de drogas, los más comunes son los siguientes: trastorno depresivo mayor, esquizofrenia, distimia, trastorno bipolar y trastornos por ansiedad.

Sobre este punto, abunda el informe: “En 2020, 33 mil 262 personas acudieron a algún servicio de urgencias por trastornos mentales del comportamiento, debido al uso de sustancias. El consumo de alcohol registró el mayor número de urgencias médicas, con 18 mil 325 casos, seguido por el uso de múltiples drogas, con 8 mil 428 casos, y en el tercer lugar el uso de cocaína, con mil 486 casos”.

Sobre las muertes asociadas con el consumo de drogas da las siguientes estadísticas: “De 2010 a 2019 se han registrado 28 mil 122 fallecimientos por trastornos mentales y del comportamiento debido al uso de sustancias; 26 mil 705 fueron defunciones por consumo de alcohol, 225 por consumo de tabaco y mil 192 por consumo de drogas ilícitas”.

Sólo en el Servicio Médico Forense, detalla, se registraron mil 735 personas fallecidas en 2020 a causa del consumo de sustancias psicoactivas, de las cuales la mayoría fueron hombres, con mil 565 casos.

Consumo en los estados

De 61 páginas, el Informe sobre la situación de la salud mental y el consumo de sustancias psicoactivas en México, 2021, presenta gráficas, estadísticas, tablas comparativas y mapas en las que se muestran las tendencias del consumo de drogas en las entidades federativas.

Por ejemplo, señala que el “consumo problemático” de los ETA predomina sobre todo en los siguientes 12 estados: Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Colima, Durango, Coahuila, Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Nayarit y Querétaro.

Y el “uso problemático” del alcohol estuvo “más presente” en las siguientes 16 entidades: Chihuahua, Zacatecas, Aguascalientes, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Veracruz, Tlaxcala, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

Mientras que el alto consumo de mariguana se da principalmente en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Campeche.

Reportaje publicado el 5 de diciembre en la edición 2353 de la revista Proceso cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados