Qué es la red 5G

Lo más relevante es que 5G tiene una menor latencia, es decir, el tiempo que tarda en enviarse y recibirse la información es prácticamente imperceptible. Significa que sus mensajes y archivos pesados llegarán más rápido y de forma instantánea.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- 5G es una nueva generación de tecnologías inalámbricas, pero lo interesante es que habilitará el ejercicio de derechos fundamentales.

5G posee varias cualidades y ventajas respecto de las generaciones móviles precedentes. Primero, es más rápida. La velocidad depende de muchos factores, principalmente de las bandas del espectro radioeléctrico que se utilicen para transmitir los datos, pero puede ser hasta 20 veces más rápida.

Un Internet móvil tan veloz significa que todo se vuelve más productivo: subir archivos a la red, descargar videos, tener videoconferencias, automatizar procesos productivos en las fábricas. Pero aunque la rapidez es sumamente atractiva, esa no es su cualidad más importante.

Lo más relevante es que 5G tiene una menor latencia, es decir, el tiempo que tarda en enviarse y recibirse la información es prácticamente imperceptible. Significa que sus mensajes y archivos pesados llegarán más rápido y de forma instantánea.

Imagine que cirugías a distancia con robótica, sumamente precisas en sus operaciones quirúrgicas, podrán ocurrir en tiempo real, además de diagnósticos clínicos extremadamente precisos, en apoyo a los diagnósticos e interpretaciones de los médicos, gracias a sus datos de salud.

La baja latencia de 5G habilitará ciudades más y mejores conectadas, con servicios públicos digitales eficientes. Ya no habrá pretexto para que los gobiernos y los concesionarios de servicios públicos no los ofrezcan de calidad, salvo sus deseos de no invertir en la digitalización de sus sistemas productivos y querer seguir controlando -en lugar de liberar- a sus usuarios y clientes.

Esto me lleva a la tercera cualidad de 5G: una hiperconectividad plena: múltiples dispositivos conectados en tiempo real. No sólo los teléfonos 5G que ya están en el mercado y que cada vez serán más, sino infinidad de cosas y objetos conectados, como luminarias, semáforos, medidores de luz y agua y cualquier objeto que pueda tener un chip y/o sensor.

La hiperconectividad de lo que se llama el Internet de las cosas, hace la vida más sencilla. Esos objetos conectados recabarán datos y serán inteligentes. A partir de esos datos se pueden generar nuevas políticas públicas y modelos de negocio.

Imagine una luminaria conectada que no sólo alumbrará un entorno físico, sino que proveerá iluminación inteligente. En lugar de sólo ser un foco o lámpara, la red de luminarias podrá proporcionar un servicio conectado cuyos datos permiten obtener tendencias y consumos.

Paso a la siguiente característica: un mayor ahorro o menor consumo de energía. 5G contribuye a reducir la huella de carbono porque los operadores de telecomunicaciones utilizan más software para habilitar la red inteligente, los smartphones 5G también son más ahorradores de energía y los dispositivos y objetos conectados utilizan baterías de larguísima duración. 5G es más amigable con el ambiente en muchos sentidos.

Las redes 5G también son más seguras. Aunque la ciberseguridad es un tema de constante y permanente actualización, los operadores de telecomunicaciones están interesados en que la red no falle o sea intervenida de forma maliciosa o perjudicial.

Las redes 5G requieren de un ecosistema colaborativo para garantizar redes seguras, para que su información como usuario, transacciones y propiedades en la red no sufran hackeos o atentados, y para que las operaciones críticas de logística, manufactura u operación no se vean interrumpidas por ataques cibernéticos que secuestren, interrumpan o paralicen la economía de un país.

Sí, las redes 5G serán estratégicas y el sistema nervioso de la sociedad. Son infraestructuras críticas porque todo se hace o se hará en Internet, desde comunicarnos, tener salud digital, educación a distancia y teletrabajo, pero tarde o temprano la logística, la manufactura, el transporte inteligente y cualquier otra actividad productiva.

Desde el gobierno como regulador, pasando por el operador de telecomunicaciones, el integrador de los equipos de la red 5G, los desarrolladores de software, los fabricantes de teléfonos y dispositivos hasta usted como usuario y beneficiario final de la hiperconectividad 5G, todos están involucrados en un entorno ciberseguro 5G.

Y es que otra característica de 5G es que habilitará un Internet productivo. 5G no sólo estará al alcance de su mano a través de su smartphone 5G, sino que es una conectividad para industrias, ciudades y hogares.

Esta misma semana Telcel anunció su red 5G en 18 ciudades principales donde habitan 48 millones de personas y llegará a 120 ciudades a finales de 2022. En diciembre del año pasado AT&T también lanzó su red 5G pero de forma mucho más acotada.

Las anteriores generaciones móviles como 3G y 4G, conectan y comunican a personas. Pero 5G, además de conectar personas, también habilita procesos productivos en industrias, fábricas, hospitales, oficinas y pymes. 5G conecta personas, cosas e industrias. Conecta todo.

Twitter: @beltmondi

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados