“Son tiempos de definición y sin medias tintas”: AMLO a legisladores que votarán reforma eléctrica

Sobre los avances de su gobierno en el sector energético, dijo que después de 14 años de pérdidas continuas en la producción, ahora están aumentando la extracción de petróleo, mejorado la capacidad de refinación de combustibles y reduciendo la importación de gasolinas.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Son tiempos de definición y sin medias tintas, los legisladores tendrán que decidir si se colocan como defensores de los intereses de las empresas particulares nacionales y fundamentalmente extranjeras o si optan en los hechos, por ser auténticos representantes del pueblo y la nación”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su mensaje por los 100 días de gobierno en este año, emitido esta tarde en el patio central de Palacio Nacional, el mandatario dedicó un punto especial al tema de la reforma constitucional que envió al Congreso de la Unión sobre el tema energético.

“En estos días, está en discusión para su aprobación o rechazo, nuestra propuesta de reforma a la Constitución para que la nación recupere el control de la industria eléctrica nacional”, dijo.

“Lo bueno es que pronto, muy pronto sabremos quién es quién en tan relevante emplazamiento, creo que el domingo próximo se sabrá. Además, es importante que se conozca qué ya nos protegimos en caso de una traición, esto es trascendente para que haya tranquilidad en nuestro pueblo, si hay una traición ya estamos protegidos”, advirtió.

Recordó que hace unos días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional la ley de energía eléctrica que inicialmente propuso el gobierno federal y aprobó el Poder Legislativo, ante la decisión impuesta por “los neoliberales corruptos” que no consideraban como limpia, la energía producida en las hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Con la descarada intención de darle preferencia al despacho de las energías producidas en las termoeléctricas de gas extranjeras como las termoeléctricas de la empresa española Iberdrola”, sostuvo el presidente.

Por ello, señaló que “para tranquilidad” de los mexicanos, de no alcanzar las dos terceras partes de los votos para aprobar ahora la reforma constitucional en materia eléctrica y en caso de que se impongan los legisladores opositores a los que calificó como “entreguistas”, “conservadores”, “de derecha” y “reaccionarios”, enviará el lunes 18, una iniciativa al Congreso de la Unión para modificar la ley minera

“Solo se requiere la mayoría simple para establecer que el litio, mineral estratégico en el desarrollo tecnológico y ambicionado por las corporaciones y gobiernos extranjeros, y me consta, solo podría ser explotado por el Estado mexicano y quedaré como propiedad absoluta del pueblo y la nación”, advirtió.

Incluso, mencionó que, en estos tiempos, su gobierno no sólo está “rescatando el petróleo”, sino también, “lucha por recuperar el control de la nación» sobre la industria eléctrica.

“Tanto para garantizar la soberanía energética del país, como para tener un abasto de electricidad estable, confiable y con precios justos, a salvo de circunstancias terribles como las que se han presentado en Texas y las que se viven en algunos países de Europa como consecuencia de privatizaciones salvajes de la industria eléctrica”, aseguró el mandatario.

Además, mencionó que la CFE fue fundada por el presidente Lázaro Cárdenas del Río y que el presidente Adolfo López Mateos nacionalizó la industria eléctrica para llevar la electricidad a los pueblos más apartados de México y a los hogares más pobres.

“Esos lugares y esos hogares que a las empresas privadas no les interesa atender y que se verían incapacitados para pagar el recibo de la luz si continuará imperando el afán empresarial de lucro y de ganancia, y no el servicio en beneficio del pueblo”, aseguró el presidente.

Sobre los avances de su gobierno en el sector energético, dijo que después de 14 años de pérdidas continuas en la producción, ahora están aumentando la extracción de petróleo, mejorado la capacidad de refinación de combustibles y reduciendo la importación de gasolinas.

“Este año, el promedio de producción de crudo es de un millón 752 mil barriles diarios y desde que llegamos al gobierno, hemos incrementado nuestra capacidad de refinación, las importaciones de combustibles han disminuido en 48% en este tiempo, esto ha sido posible porque se rehabilitaron las seis refinerías, se compró la Deer Park de Texas y en julio estará en operaciones la nueva refinería de Dos Bocas en Veracruz, así como la refinería Olmeca de Tabasco, y con la coquizadora de Tula, el año próximo seremos autosuficientes en gasolinas, diesel y turbosina”, expresó.

También, comentó que “por la disposición de fondos”, se decidió construir en 24 meses otra planta coquizadora en Salina Cruz, Oaxaca para producir únicamente gasolinas y diésel, y no combustóleo.

“Así obtendremos mayor rentabilidad económica y reduciremos las emisiones contaminantes”, indicó.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados