Tapachula hay desorden de inversiones federales, estatales y municipales y se deben de investigar

 Tapachula hay desorden de inversiones federales, estatales y municipales y se deben de investigar
Compartir

En

*En Tapachula empezó la conjura contra los auténticos morenos (MORENA) de Chiapas.

vía. Carlos Z. Cadenas

En Tapachula, el escenario de la cuarta trasformación se ha complicado en el primer trienio del gobierno municipal respecto a la transparencia pública de la inversiones federales del Presidente López Obrador y las inversiones estatales del gobernador Rutilio Escandón, y que desde ahora se deben de investigar, ante tantas denuncias públicas que han señalado primero como la ex sindica municipal Rosy Urbina, ya después como la que sustituyó al primer alcalde de la 4T en Tapachula Oscar Gurria Penagos, quien falleció la noche del jueves 20 de febrero del 2020, de un infarto fulminante, originando muchas dudas, porque semanas antes de fallecer, sufrió embestidas de funcionarios estatales y que están en una denuncia en la Fiscalía General de la República, argumentando que su muerte fue inducida perversamente.

Cuando Oscar Gurria Penagos, fue parte de una campaña de grilla barata en su contra por tratarse de un “militante autentico de MORENA”, -como se la han hecho a varios de los que fueron fundadores de MORENA en Chiapas-, fue cobarde la embestida que sufrió en Tapachula por parte de funcionarios estatales y un personaje que sigue haciendo de las suyas en Tapachula, al que se le ha dado un poder gigante desde Tuxtla Gutiérrez, ahora conocido como un padrote como lo es el originario de Venustiano Carranza, Jesús Domínguez Castellanos, jefe de relaciones públicas y que busca lograr un escaño como socio por buenos oficios de novela policiaca de la empresa cervecera “Corona del Soconusco”, que por razones desconocidas es quien lleva la batuta de la orquesta en el ayuntamiento municipal de la segunda ciudad más importante de Chiapas: Tapachula.

Tan se está entrampando el manejo de los presupuestos federales, estatales y municipales en Tapachula, que ya todo mundo lo comenta, porque se habló en su momento de más de 3 mil millones de pesos que gestiono con el gobierno federal del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el fallecido alcalde Oscar Gurria Penagos, y que mucho de ese dinero fue para pavimentar y rehabilitar calles de la ciudad, construir puentes, introducir energía eléctrica a comunidades, y otras obras como la ciclovía que fue mal planeada y resultó un fiasco y que amerita una investigación especial, también el Museo del Ferrocarril que no ha sido inaugurado, y se encuentra abandonado, cuando se supone estuvo diseñado y firme su presupuesto federal para su construcción para concluirlo, ya bajo la directriz de Rosy Urbina, pero es fecha que no se ha terminado la obra y menos inaugurado, en la última visita del Presidente López Obrador, muy bien pudo inaugurarse, pero se encuentra en el olvido lamentablemente una obra de la 4T, y tenía que ser Chiapas. Que brutos.

La llegada de Rosy Urbina de la Sindicatura municipal a la Presidencia de Tapachula, fue una aventura y suceso controversial porque según la ley electoral, le tocaba a un “aspirante hombre” por la misma equidad de género el nombramiento del alcalde de Tapachula y el nombre que figuró siempre fue del primer regidor Isidro Ovando Medina, sin embargo, se manejaron en el Tribunal Electoral federal de Jalapa Veracruz fuerzas negociadoras de la tierra del pozol y el cochito, y contra toda legalidad y aplicación de la ley, fue nombrada la que se le achacaba de traidora del gobierno municipal de Oscar Gurria Penagos, la impugnada Rosy Urbina. En Tuxtla Gutiérrez, en sesión extraordinaria, la Comisión Permanente presidida por la ahora exdiputada Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo, turnó a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales -para su estudio y dictamen-, logrando que Rosy Urbina fuera la elegida por instrucciones desde la capital de Chiapas. En Tapachula, miles de cuetes de vara y cuetes chinos fueron quemados de alegría por el “padrote” Jesús Domínguez Castellanos. La conjura se había logrado. El regidor Isidro Aguilar era otro de los auténticos morenos de Chiapas, que era exterminado en ese momento.

¿Qué pasó con los demás de 3, 500 millones de pesos que invirtió el gobierno federal en Tapachula?

El pasado 1 de octubre al encabezar inauguraciones del alumbrado público en Tapachula, el gobernador Rutilio Escandón, sostuvo en esa ocasión que, en tan solo tres años de la administración estatal, en Tapachula se había realizado una inversión pública superior a los 625.6 millones de pesos para atender las necesidades en materia de salud, educación, medio ambiente, infraestructura social, vialidades, alumbrado y otros rubros, al tiempo de explicar que su gobierno seguirá impulsando proyectos que abonen al progreso de este municipio tan importante de la frontera sur. Sin embargo, queda la duda y que se debe de dejar en claro que paso con los más de 3, 500 millones de pesos que el gobierno federal invirtió en Tapachula en inauguraciones de pavimentaciones de calles y construcción de puentes y otras más que inauguró la propia Rosy Urbina. ¿Ya se acordaron que era una feria de inauguraciones de obras, y nunca se le reconoció al auténtico gestor Oscar Gurria Penagos?

En Tapachula, falta dejar bien en claro, con la honestidad más trasparente los miles de millones de pesos que gestionó a nivel federal el fallecido Oscar Gurria Penagos, lo que se invirtió por parte del estado, (625 millones en tres años) y lo que se recaudó y se invirtió a nivel municipal. Hay mucho dinero suelto que necesita explicaciones de su inversión en Tapachula. Pero algo que es vox populli también en la ciudad que vive un viacrucis migrante mundial, es la lista de ingenieros y arquitectos que operaron en la obra pública de Tapachula, donde resalta el nombre del esposo de la actual Presidenta Municipal Rosy Urbina, el contratista más importante de Tapachula, que se la sabe de todas, todas, Tomás Gerardo Rubiera Espadas, pero esta será otra historia, de una leyenda ciudadana de la frontera sur, gobernada por un “padrino cervecero”, que envicia, corrompe y envenena a toda una región fronteriza del país.


Compartir

Redacción Debate Chiapas

Related post