AMLO inaugura la primera etapa de la refinería de Dos Bocas; «un sueño convertido en realidad», dice

«Se inician los trabajos de prueba, yo creo que eso es lo más correcto», dice el mandatario en la ceremonia del corte de listón de una de las obras prioritarias de su gobierno.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador cortó el listón para inaugurar la primera etapa de la refinería Olmeca en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.

“Ya es un sueño convertido en realidad. Se inician los trabajos de prueba, yo creo que eso es lo más correcto, para que empiece a funcionar todo el conjunto, nos decía Rocío (Nahle, secretaria de Energía) que como lo concebimos, vamos a poder procesar 340 mil barriles de petróleo”, expresó el mandatario federal.

López Obrador insistió en que con los 340 mil barriles de gasolinas que producirá, más la misma cantidad en Deer Park, el resto de las refinerías del país y las coquizadoras, se logrará la autosuficiencia en combustibles hacia finales de 2023.

“Éste fue el mejor sitio porque ya existe una terminal de Pemex aquí llega todo el petróleo de tierra y de agua somera de Tabasco y Campeche, llegan un millón de barriles diarios. Se cuenta con la materia prima, no se tuvo que hacer una infraestructura especial, en cualquier otro lugar había que hacer oleoductos para abastecer a la refinería”, aseguró.

Agregó que la terminal marítima en Dos Bocas, “es la más importante, para tener una idea estamos ahora extrayendo poco más de 1 millón 700 mil barriles de crudo diario y aquí llega 1 millón, no le va a faltar materia prima a la refinería”.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, aseguró que “vamos a sacar 170 mil barriles diarios de gasolina y 120 mil barriles diarios de diésel, los dos combustibles de la mejor calidad”.

La funcionaria dio un recorrido al mandatario federal y mostró la terminal de Dos Bocas “construida en 1985, donde llega todo el crudo, 1 millón de barriles, ya están ahí estos 500 mil barriles, para recibir el crudo y tienen que darle 48 horas de reposo para la sedimentación y de ahí va el crudo hacia el sistema nacional de refinación”.

“Todas las plantas están arriba, todos los equipos están arriba menos dos torres que las tengo en altamar”, informó la funcionaria federal.

Entre los procesos, explicó que “la planta catalítica, cada cuatro años, debe tener 35 días de mantenimiento, o sea cada cuatro años va a parar la refinería 35 días”.

Para almacenamiento detalló que hay 56 tanques verticales y 34 esferas, las cuales, dijo, se hicieron en un tiempo mundial, con 90 tanques para 18 meses, “fue rapidísimo”.

Además del presidente, cortaron el listón: la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza; el gobernador de Tabasco, Carlos Merino; los secretarios de Marina, Rafael Ojeda Durán; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; y de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O; así como Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del mandatario mexicano.

Compartir

Redacción Debate Chiapas

Post relacionados